sedienta de sangre,
mordí tu dulce cuello
tan llamativo tan apetitoso
me llamaba a gritos deseando ser mordido..
 
sentiste como mis colmillos entraban en ti
al mismo tiempo yo sentí tu fuerza y calor de amor
un amor que ni en vida sentí yo,
chupe y chupe pero pare antes de dejarte sin sangre
te lleve conmigo y con mi sangre te volví inmortal para siempre,
para asi poder aprender amar como amaste tu.....





el universo lleno
de recuerdos donde las
almas viajeras
no descansan...















=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=